Los buenos juegos o simuladores de tenis escasean hoy en día, pero tras toda la sequía, por fin llega un juego que ha superado con creces las expectativas que había en este género; uno más que completo y divertido para mostrar en actos sociales o jugar en el más oscuro cuarto, porque los gamers sabemos que hemos estado en ambas situaciones (unos más que otros).

Sin más preámbulos, vamos a comenzar el análisis de este spin off de Mario, el mejor amigo de los niños y los no tan niños, que en esta ocasión se enfrentará a casi toda la panda presente en el universo de nuestro fontanero favorito, desde Mario verde, Bowser o el mismo Chomp cadenas.

Mecánicas básicas

Si lo que buscáis es un juego realista o algo parecido a un simulador, mejor sería que os alejarais de este, porque, desde luego, tiene unas mecánicas un tanto arcade, lo típico de este tipo de juegos de deportes con el sello de Mario. Sin embargo, es divertido disputar un punto de infarto o realizar los desvíos de la aventura con una dificultad tan elevada.

1-Personajes

Antes de empezar con los lanzamientos y entrar en materia, lo más básico, la selección de personajes, porque aunque pueda resultar un tanto goloso escoger a Donkey Kong por su absurda fuerza bruta, hacer luego frente a los endiablados efectos de un simple y escuálido boo es un reto. Y de esto se trata, saber elegir bien los personajes para contrarrestar al rival es una parte importante y quería dejar constancia de ello.

plantilla personajes

2-Golpes

Como en tantos juegos de tenis, tenemos los 4 botones dispuestos para hacer diferentes disparos en función de lo que nos venga mejor; si queremos mandar una pelota seca y fuerte, utilizaremos el golpe estelar mandándola así al fondo de la pista; por otro lado, si encontramos a nuestro rival cerca de la red, podemos lanzarle un globo y dejarlo en evidencia. Todo tiro tiene su utilidad y es de lo más importante saber qué utilizar en cada momento para desquiciar al rival.

No se queda aquí, también implantan un sistema de remates a cámara lenta y dirigidos por el jugador en el aire. Estos se realizan colocándose en el marcador de estrella en el momento del golpeo y teniendo la suficiente energía (cargada anteriormente peloteando con el rival).

Por último y más importante, el “golpeo especial” o ultimate, dependiendo de las costumbres de cada jugador. Cuando tengamos la barra de energía cargada al máximo, la opción de realizar este poderoso (que no infalible) golpe será posible, devolviendo cualquier pelota al terreno rival, con la fuerza de hacer astillas su raqueta, descalificándolo en caso de romperla.

remate

3-Estadios

El lugar del encuentro es un factor de lo más influyente. Aunque parezca difícil de creer, Mario no jugará en la Caja Mágica (Madrid) precisamente, nos encontraremos en los lugares más variopintos  y un tanto pintorescos. Afrontaremos los desafíos en desiertos, junglas, a bordo de un barco… Pero todo esto cambia el modo de plantearse el encuentro en su totalidad. Cada mapa tiene lo suyo, redes con plantas piraña con un apetito un tanto voraz y curioso, un tanto descontentas al tragar la pelota de tenis,  las escupirán contra el suelo. Otros mapas son más pasivos, por ejemplo, colocando un mástil en el medio de la red, lo cual modifica totalmente la dinámica con los malditos rebotes en este.

campo jungla

4-Movimientos

Traen una mecánica un tanto atrevida e innovadora, ralentizar el tiempo. Esta te permite ejecutar movimientos más rápidos en menor tiempo, con un gasto de energía equivalente a la duración de su uso. Además, tienes la posibilidad de realizar un desplazamiento lateral, arriesgado pero a su vez eficaz. Te permite llegar a bolas imposibles, sin embargo, si no dominas el timing, podrías simplemente ver como te consiguen puntuar. Este recurso es para los más experimentados, ya que, sin un costo de energía, vas con todo.

ralenti

Modo aventura

Uno de los grandes modos que podemos disfrutar es el modo aventura. Esta modalidad cuenta la historia principal del juego en escasas 5-6 horas de gameplay, ya que, si nos acaba costando más, será por la dificultad enfocada en los desvíos. Es un juego con una historia lineal, en un mapa al estilo New Super Mario Bros o derivados, avanzando casillas por diferentes escenarios. La historia deja mucho que desear, ya que “anda coja” tanto en duración, como en diálogos; muy inferior a lo que suele mostrar la gran N.

Un punto importante en la historia que, sin embargo, tampoco se ha sabido explotar de forma adecuada en esta aventura son las raquetas. En los desafiantes desvíos podremos obtener estas con estadísticas superiores a las anteriores. De hecho, uno de los problemas es este, cada una es mejor que la anterior, haciendo de este sistema uno sencillo. Porque, cuando llega el momento de elegir raqueta, blandiremos la más nueva y punto, no hay raquetas con debilidades y fortalezas. Esto va sumado al sistema de niveles que afectará a las estadísticas base de Mario para el progreso del personaje. Es un falso RPG, no va a ser determinante el nivel, va a depender de la habilidad que tenga el jugador. Esa es la sensación que deja al jugar, me ha parecido un sistema con innumerables defectos, no se ha exprimido lo suficiente.

Un punto positivo de este modo, serían las peleas contra los bosses, están bestialmente llevadas a la práctica, además de bien pensadas y optimizadas para hacer una batalla entretenida. Porque una batalla campal en una mansión encantada contra un espejo gigante capaz de utilizar todo el mobiliario de la habitación con el fin pararnos los pies, ¿quién me va a negar que es divertido?

mapa

Multijugador y online

No todo es negro, el multijugador es una genialidad. Tras probarlo a conciencia no hay duda alguna, está muy bien optimizado para jugar dos, cada uno con parte de la switch. El local se es un placer poder disfrutarlo con amigos, para entenderlo deberíais probarlo vosotros mismos, no hay palabras.

El online es un modo para valientes, tendremos la opción de entrar en torneos online en la que el mero hecho de participar te desbloquea nuevos personajes. Los partidos contra jugadores son bastante completos en todos los sentidos, sencillamente, tras probarlo un tiempo, creo que no tardará en crearse un competitivo serio.

 

Modo realista

¿Quién no recuerda el Wii Sports? Pues podemos dar la bienvenida al primo. Este estilo nos permite jugar agarrando el mando de Switch en posición de raqueta. Problemas de esto es la complejidad y la dificultad de adaptarse a este estilo tan extraño. Podremos elegir entre diferentes tamaños de pelota, moderando la velocidad y bote.

Una baza a favor es la posibilidad de protestar al árbitro (pidiendo ojo de halcón), una mecánica bastante entretenida que desde aquí apoyo firmemente. El juego no lo da todo, hay que confiar en el juicio de uno mismo, un aliciente más para la diversión, premiando la astucia y la atención, mis dieces.

pavo amenazando con un mando de switch