El último Nintendo Direct nos dejó bastantes sorpresas (y un final épico, no lo olvidemos) además de un buen sabor de boca. Tanto por las novedades como por la vuelta de alguna vieja gloria, como la remasterización para 3DS de Luigi’s Mansion, título de lanzamiento de la mítica GameCube. No os mentiré, hubiera preferido la inauguración de la Consola Virtual de Switch con este juego pero me alegra saber que Nintendo no olvida a la pequeña de la familia. Y esto me hizo pensar como muchos personajes secundarios de Nintendo han terminado teniendo el reconocimiento que se merecen: su propio juego. Esta primera parte vamos a dedicársela a los amigos de Mario que probaron suerte y lograron robar algo de protagonismo al fontanero.

Con la excusa de la vuelta de Luigi’s Mansion hemos abierto este reportaje pero tal juego no fue el debut en solitario del hermanísimo. Debemos retroceder hasta 1992 para encontrarnos con Mario is missing! en MS-DOSun juego en el que Luigi recorría varios países mientras respondíamos a preguntas sobre geografía y recolectábamos objetos para devolverlos a su sitio. La típica rareza pseudoeducativa que intentaba alejar los videojuegos de la imagen nociva de principios de los años noventa. Tuvo versiones para NES y SNES, esta última con los gráficos del espectacular Super Mario World, pero ni aún así se salvaba.

Si hemos hablado del hermano de Mario no podemos olvidarnos de su… bueno, de la Princesa Peach. Su primera aparición fue en Super Mario Bros. pero en el manido papel de chica secuestrada por el villano brutote. Hasta que veinte años después, en 2005, se lió a repartir… ¡paraguazos! Super Princess Peach fue una aventura muy tradicional de plataformas para NDS donde, además, teníamos a la princesa en la pantalla inferior haciendo gestos rodeada de corazones. ¡Una monería de la época! Y sí, lo probé y era entretenido, sus mecánicas me recordaron a Super Mario Bros. 2 para NES, pero mucho más rosa. Y eso no es algo negativo.

Y llegamos al acólito de Mario, su inseparable amigo cabezón: Toad. Ese pequeñín que salía de un saco al final de cada castillo en Super Mario Bros. para decirnos “Thank you Mario! But our princess is in another castle” y de forma indirecta nos decía que la diversión continuaba. Pues también tuvimos noticias suyas en este último Nintendo Direct, pues la conversión de Captain Toad: Treasure Tracker de Wii U está en camino para Switch y 3DS. Y, casualmente, el original fue su gran debut como protagonista en 2014. Un notable juego en el que Toad tenía que superar escenarios inspirados en los mini jardines japoneses sin saltar, utilizando la cámara para ayudarnos. Si no lo habéis probado no se a qué estáis esperando. Y por cierto, Toad en SU juego comparte protagonismo con Toadette, la hermana a la que conocimos en Mario Kart: DD!! de GCN.

Y si Link tiene a Epona pues Mario tiene a Yoshi. El encantador dinosaurio que apareció por primera vez en Super Mario World en 1990. Aunque Miyamoto lo tenía en mente desde el primer Super Mario Bros. por necesidades técnicas no nació hasta que llegó “El cerebro de la bestia”. Y vieron que sería tan querido por los gamers que no tardaron más de un año en concederle el nombre de un videojuego: Yoshi en 1991 para NES y GameBoy. Una especie de Tetris con Goombas y huevos. Entretenido pero sin más. ¡Ah! Puede que quienes desarrollaron el juego os suenen: Game Freak. Sí, los mismos.

Y para cerrar esta primera parte lo vamos a hacer con un villano: Wario, enemigo final en Super Mario Land 2: 6 golden coins. Pero debio gustar tanto en Kioto que le dieron el relevo en las aventuras de Mario para GameBoy pues en 1994 ya protagonizó su primer juego: Wario Land: Super Mario Land 3. Suponemos que el subtítulo era para no perder tirón comercial. Un juego divertido a más no poder y que consistía en acumular la mayor cantidad de monedas, una preparación para el mundo capitalista ya desde pequeños.

Desde la aparición de todos estos personajes ha sido habitual su presencia en todos los spin-off de Mario, además de protagonizar sus propias sagas. De hecho, este año tendremos juegos de todos ellos, excepto de Peach, lo que demuestra que darles protagonismo fue un gran acierto. Y seguro que dentro de unos años Nintendo nos da alguna sorpresa. ¿Será Bowser el próximo en brillar?