En el mundillo de los videojuegos siempre hay temas recurrentes y uno de ellos es el que os ocupa: ¿dirán las próximas consolas el adiós definitivo al formato físico? Pues según los creadores de Smoke and Safrifice la siguiente generación será la última que apueste por los discos ópticos y que pasaremos a contenidos únicamente digitales. Todo ello debido a la gran revolución que han supuesto plataformas como Netflix y que esto significaría una mayor “democratización” a la hora de poder distribuir juegos. Aunque las desventajas están ahí y como coleccionista no me convence mucho este supuesto cambio de dirección, pero esto ya es otro tema.

Y poniendo como excusa la predicción de estos chicos pues vamos a aprovechar en Playnosaur para recordar a una consola que, más bien, fue un experimento de esto que está por llegar: PSP Go! Y es que Sony en el año 2009 ya fue la primera en ofrecernos un sistema de juegos prescindiendo totalmente del soporte físico. PSP Go! (sí, con exclamación al final) apostaba por una store de videojuegos digitales pero es que el problema era que esta distribución no estaba tan desarrollada como hoy. No todos los juegos salían en ambos formatos pues esto corría a cargo de las distribuidoras y, obviamente, no les compensaba a veces el formato digital pues no había tanta demanda.

PSP Go! ya nació con demasiadas pretensiones: 70€ más cara que PSP, sin un catálogo completo, con una pantalla más pequeña (de 4,3″ pasaba a 3,8″) y una duración un 20% menor de la batería. Entonces, ¿por qué se puso a la venta esta consola? Pues lo mismo nos estamos preguntando nosotros. Si su concepto fuera el de alternativa económica pues no habría sido tan descabellado pero es que 250€ en la época eran demasiado para algo tan limitado. Y la idea no estaba más pensada pero si mal llevada a la práctica: Sony quería el Walkman del siglo XXI y con una infraestructura mejor hubiera ido por el buen camino. Pero he de decir que en cuanto diseño es una de las portátiles más bonitas que he visto, a pesar de que parecía un poco delicada en las manos.

Un año después la consola se rebajó 70€ y se regalaban 10 juegos con ella, la verdad es que era toda una ganga. Pero ni eso consiguió salvarla de una muerte prematura. PSP seguía triunfado, más económica y la ventaja de poder cambiar juegos con tus amigos o venderlos, así que a principios del año 2011 se dejó de vender en las tiendas. Es cierto que PSP Go! se adelantó a su tiempo y que, si las predicciones son ciertas, cuando las nuevas consolas prescindan del lector físico la infraestructura estará muy consolidada. Hoy comprar videojuegos digitales a veces compensa más que en físico y no tenemos problemas de almacenamiento, además de que la velocidad de la fibra óptica avanza  de forma alucinante.

PSP Go! fue un experimento, pero de esos que juegan con los consumidores para llegar a una conclusión. Como vemos, todas las consolas después siguieron apostando por el formato físico, el jugador no estaba preparado para una evolución tan grande. Todos estos años hemos ido adoptando el formato digital como algo beneficioso para la industria, sobre todo para los juegos indies, pero esto hace 9 años no era así. Creo que es probable que los lectores ópticos desaparezcan y que es algo que está en mente de Sony y Microsoft (Nintendo y el cartucho es un amor imperecedero) y que nos irán tanteando los próximos años. Como ya se especuló hace un tiempo cuando surgieron los rumores de XONE y que no tendría formato físico, pero esto sí que hubiera enterrado a la consola definitivamente. Aunque sólo podemos esperar sentados a ver como evoluciona nuestro mundillo gamer, que no siempre es en la dirección que nos gustaría.