Después del “boom” de las criptomonedas, los precios de las tarjetas gráficas se dispararon escandalosamente, llegando a duplicar su precio normal. Esto se debe a que para minear criptomoneda, se necesita tirar de GPU y la gente empezó a comprar tarjetas gráficas de gama alta de compañías como AMD o Nvidia. Estas tarjetas, normalmente son gaming, tarjetas para jugar a pc por su alta velocidad de procesado. Esto alteró enormemente el mercado encareciendo el producto.

Las criptomonedas se han puesto muy de moda y ha provocado que mucha gente se lance a especular con esta divisa. Algunas monedas de este tipo, alcanzaron unos precios desorbitados como el Bitcoin, Peercoin, Ripple… Ahora los analistas prevén que habrá una caída brutal en el valor de las criptomonedas por lo que la gente está deshaciéndose de esta divisa y están perdiendo el interés en minear ya que en estos momentos no sale rentable.

Esperemos que la industria de los videojuegos vuelva a la normalidad ya que el precio de las tarjetas gráficas esta recuperándose y vuelven a ser asequibles para la mayoría de los bolsillos.