Durante el primer año de World of Warcraft, el famoso MMORPG de Blizzard, las cosas todavía no estaban bien atadas y había algunos errores de código bastante importantes que creaban situaciones “peculiares”. El caso del que vamos a hablar hoy es lo ocurrido en la apertura de la banda de Zul’Gurub. Lo que pasaba, es que Hakkar, su  jefe final, tenia un bug. Este jefe tenia un debufo llamado Sangre Corrupta, esto hacia que te bajase la vida durante varios segundos. En teoría este efecto se pasaba si aguantabas vivo al terminar el tiempo o si morías. La particularidad de este hechizo es que se contagiaba entre jugadores, es decir, si un jugador estaba bajo los efectos de la sangre corrupta y se acercaba a otro jugador, este otro también era afectado por el hechizo. Este hechizo, también podía contagiar a las mascotas de los personajes. Hasta aquí todo bien. El caso es que debido a un error de programación, las mascotas podían transportar la enfermedad fuera de la instancia contagiando la enfermedad a todo el mundo que estuviese cerca de esta, incluyendo a personajes no jugadores, que podían ser portadores pero no se veían afectados por la pérdida de vida lo que hizo que el hechizo fuera infinito.

Esto causó el caos absoluto en todo el mundo de World of Warcraft. Los jugadores empezaron a morir sin tener ni la mas menor idea de porqué lo hacían, llegaban a las ciudades y veían bajar sus vidas. Este acontecimiento fue una revolución que sirvió para que psicólogos y epidemiologos de todo el mundo estudiasen la reacción de la gente ante una pandemia.

Hubo diferentes comportamientos diferenciados; Algunos jugadores de nivel alto, se dedicaron a propagar la plaga por todos los rincones del mundo. Otros jugadores intentaban sanar sin mucho éxito a todo aquel que fue infectado. Otros jugadores, crearon personajes nuevos y se dedicaron de ir ciudad tras ciudad avisando a la gente que no se acercase a las ciudades infectadas. Por último estaban los cobardes que huían de las ciudades para evitar infectarse aunque ya estaban infectados y propagaron el virus aun mas.

 

Este problema duró un par de días hasta que Blizzard dió con el problema y sacó un parche que solucionó el problema. El suceso llamó tanto la atención que llego a los medios de prensa tradicionales y dio la vuelta al mundo.