Cuando sacaron el juego Fall Out 4, todo el mundo estaba deseando jugar a el, pero no todo el mundo tenia dinero suficiente para poder comprar el juego y disfrutar de su contenido. Un chico llamado Seth, gran fan de la saga, empezó a coleccionar chapas desde el año 2008. Hasta aquí no tiene nada de extraño, un chico que colecciona chapas.

Debemos apuntar que la moneda de cambio que se utiliza dentro del universo de Fallout son las chapas. Lo curioso de este caso, es que a Seth se le ocurrió utilizar las chapas que había estado coleccionando durante mas de 7 años para comprar el nuevo juego de Bethesda.

 

 

 

 

 

 

 

Envió a las oficinas de la desarrolladora una caja con 2240 chapas como pago para obtener el nuevo juego. Bethesda no podía hacer otra cosa que enviarle el juego y reírse de lo sucedido.  La verdad es que hay que aplaudir el ingenio de este chico a la hora de conseguir algo que quería.