Lo bueno que tienen los videojuegos es que nos transporta a increíbles mundos, hacen posible que nos metamos en la piel de infinidad de héroes y nos permiten ejercer profesiones que jamás habríamos imaginado que pudiéramos hacer. Dentro de los videojuegos, los simuladores son los que más capacidad de inmersión tienen ya que intentan simular (como su propio nombre indica) entornos o situaciones de manera virtual para que podamos realizar acciones dentro de este entorno. Vamos a hablar de los simuladores más extraños o extravagantes que existen en el mundo. Algunos pensaran que son una chorrada o aburridos, pero en realidad son todo un vicio.

                                                                                               Priest simulator

Este simulador nos pone en la piel de un cura y tendremos que hacer cosas de curas como dar sermones, recoger dinero de los feligreses, exorcizar o cumplir labores dentro de la iglesia. Por desgracia este juego no llegará hasta enero del 2020.

                                                                                                House Flipper

Últimamente están de moda los programas donde se reforman casas. Pues bien, este juego nos permite ponernos en la piel de un contratista para reformar todas las casas que queramos. El juego es bastante completo. Podremos demoler paredes, dar una mano de pintura a las habitaciones o amueblar toda la casa.

                                                                                            Surgeon simulator

En este juego nos traslada directamente a un quirófano donde tendremos que realizar operaciones de vida o muerte a diferentes individuos. Hasta aquí suena todo normal. Lo que hace único a este juego es el control del personaje, en el que podremos controlar cada mano del cirujano independientemente lo que hace realmente complicado y divertido.

                                                                                                Pappers please

En este caso nos pondremos en la piel de un agente de aduanas y nuestra labor será controlar el acceso de los extranjeros a nuestro país y controlar que todo esté en orden. Básicamente tendremos que mirar el pasaporte de la gente y permitirles o denegarles la entrada. A simple vista parece algo aburrido y simplón, pero realmente es un juego que te absorbe de una manera que asusta.

                                                                                                Goat simulator

Posiblemente este sea el simulador más alocado hasta ahora. Goat simulator nos permite encarnar a una cabra y tendremos que hacer cosas de cabras, como destruir todo a nuestro paso y causar el caos allá por donde vayamos.