Aún seguimos con la resaca de todos los juegazos que se han presentado este E3. Las conferencias de Microsoft y Sony nos han dejado muchos grandes anuncios y si tuviera que quedarme con uno de ellos… ¡podría hacerlo! Sí, en el directo de Sony se presento el que es para mi el juego de este E3 2018, puede que otros hayan sido más importantes pero llevábamos casi tres años esperando a que se mostrara algo desde que se anunció sin ninguna información. Me refiero al remake de Resident Evil 2.

Sin previo aviso Capcom nos devolvió a la comisaría de Raccoon City que los más viejos del lugar nos conocemos como nuestra casa. Pero esta vez la comisaría tiene un aspecto impresionante (el motor es el RE Engine, el mismo que el de RE7) y los zombis que hay en ella nos harán tener pesadillas despiertos. Un juego del que no se sabía nada (temía porque se hubiera ido al limbo de los juegos) de pronto se muestra jugable y parece que está bastante avanzado porque nos llegará para XONE y PS4 el 25 de enero del próximo año.

Todo ha cambiado para seguir siendo igual. Tendremos la sensación de saber lo que va a pasar en todo momento (lo cual no es así, porque Capcom ha decidido poner sorpresas inesperadas) pero olvidaros de las cámaras fijas y los movimientos ortopédicos de los personajes. En 1998 el juego original ponía en pantalla gráficos prerrenderizados increíbles con ángulos de cámara muy cinematográficos; ahora veremos una evolución, como en RE4, con cámara al hombro, más coherente con el momento. Vuelven los baúles para guardar armamentos, las máquinas de escribir para guardar la partida, los lickers… la esencia está ahí. Y gracias a Capcom por ello, porque ha sabido hacerlo tan bien como el primer REmake para GameCube hace 16 años, el que debería ser la referencia para este tipo de actualizaciones.

Todavía nos falta mucho por saber, como si tendremos dos historias interconectadas (Leon y Claire) como entonces, si se harán variaciones argumentales para dar coherencia a la saga, si visitaremos algún escenario nuevo… pero el juego tiene una pinta prometedora. En las presentación vimos nuevas secuencias (ojo a la PSX que aparece al principio) y el gameplay del juego que está muy bien conseguido. Además vuelve a la esencia survivar horror, con unos escenarios más oscuros que en el original (no olvidemos las limitaciones de las consolas de 32 bits) que nos harán tirar de linterna para esa sensación de agobio. Además esta vez si clavamos el cuchillo a un enemigo deberemos recuperarlo o se quedará en su cuerpo clavado.

Creo que ha sido una sorpresa mucho mejor de lo que hubiera esperado por parte de Capcom y puede ser un gran referente en los juegos de esta generación. Si que es cierto que la nostalgia juega un factor fundamental en mis palabras pero lo que hemos visto este E3:  unos gráficos espectaculares y una jugabilidad muy bien adaptada pueden hacer un juegazo de zombies tal y como fue el original.

Nos queda poco para comprobarlo, siete meses, y puede que volvamos a rememorar aquella época dorada de los videojuegos con este RE2 y el deseado FF VII del que no se ha dicho nada este E3. Ahora, Nintendo, solo te falta darnos un remake de Ocarina of Time