Arc System Works trae buenas noticias para los amantes de la lucha clásica en 2D, como yo, y es que traerá de vuelta el original Guilty Gears a PS4, Switch y Steam. No nos han dado más información aparte de que será una conversión 1:1 respetando incluso el formato de pantalla de 4:3, por lo que no veremos una remasterización como estamos acostumbrados en los últimos tiempos. Recordemos un poco como era el primer juego que dio origen a la serie.

Y es que corría el año 1998, el que la mayoría califican como el mejor año del videojuego con obras maestras como TLoZ Ocarina of Time, Metal Gear Solid y Half Life. Con PlayStation triunfando en todo el mundo y siendo la abanderada de crear nuevas sagas que han llegado hasta nuestros días como Gran Turismo, Spyro the Dragon o Guilty Gear, aunque este último no nos llegó hasta el verano de 2000 a Europa. Desde el primer momento se convirtió en uno de los mejores exponentes de la lucha en 2D en Playstation -porque ya sabemos que en 3D el referente era Tekken que, en aquel año, ya iba por la tercera entrega-.

Desde el momento en el que metíamos el CD en la consola podíamos ver que no estábamos ante un juego de lucha cualquiera. Sus animaciones eran brutales para la época y la dificultad de la consola para mover ciertos entornos, y en algunos momentos parece que estamos viendo una película de animación, lo que se ha mantenido hasta las entregas más recientes. Si que es verdad que los escenarios los veamos un poco vacíos pero es que los personajes se llevaban casi toda la memoria RAM de la consola.

En cuanto a jugabilidad es de esos títulos en los que puede jugar un novato y un experto. Los movimientos son los básicos pero aprenderse los combos nos lleva mucha práctica. Aún así podemos disfrutar jugando contra un amigo si no somos muy paquete. Lo más impresionante es el movimiento llamado Destroyed por el cual ganamos inmediatamente los dos rounds del combate. Visualmente una pasada pero moralmente una patada en el estómago si nos lo hacen pues es muy difícil de esquivar. No recuerdo ningún otro juego de lucha que tenga un movimiento así de contundente en aniquilarnos.

Claro que el juego tiene sus defectos, tal vez trece personajes se nos hagan escasos hoy en día, que el Destroyed sea muy aleatorio puede fastidiarnos la partida y los escasos tres modos de juego pueden hacer que nos cansemos rápido. Pero es un juego a la vieja escuela de lucha en 2D y respetarlo en esencia es algo bueno. No soy partidario de mantener los 4:3 porque en nuestras pantallas se ve como algo extraño pero esperemos a ver como luce antes de juzgarlo.

De todos modos si tenéis mono de lucha bidimensional os recomiendo Guilty Gear Xrd para PS4 o que esperéis a Guilty Gear XX: Accent Core Plus R para Switch este año. Este último incluirá 25 personajes y multitud de modos de juego con la jugabilidad clásica y la calidad gráfica a la que nos tiene acostumbrado la serie. Lo espero con impaciencia para jugarlo en el modo portátil, ¿no creéis?.