Y continuamos en Playnosaur recordando los mejores momentos de los pasados E3. Vamos ahora con el que la mayoría consideran en más legendario. Y cuándo mejor que a unas horas de la conferencia de Nintendo para hablaros de él. Sí, nos referimos a cuando la Espada Maestra fue blandida por el mismísimo Miyamoto en el E3 de 2004. Y es que la conferencia de aquel año de la compañía fue una de las más grandes de la historia.

GameCube estaba ya en su recta final y no había sido el éxito que Nintendo esperaba. A pesar de ello se presentaban juegazos que aun siguen estando entre los mejores: Metroid Prime 2, Resident Evil 4, Star Fox… Pero lo más esperado era la puesta de largo de la nueva portátil NDS que tomaba la idea de las Game&Watch y la actualizaba a tope; ver una demo de Metroid en una consola así nos dejó con la boca abierta a todos. Pero ahí no quedó la cosa pues Iwata nos adelantaba que una “revolución” estaba en camino, su nueva sobremesa de la que no dieron más pistas pero que terminó por convertirse en la exitosa Wii.

Pero todo esto no es de lo que quería hablaros. Si  hay algo por lo que sea recordado este E3 2004 es por el siguiente momento: imaginad que al final de la conferencia, que había sido brutal, empieza a sonar la música de Conan mientras en pantalla una horda de enemigos avanza con el sol y de pronto… ¡sí, es él! Link aparece a lomos de Epona avanzando por un Hyrule realista. Lo que los fanes llevábamos años esperando se hacía realidad. Después de la demo de SpaceWorld de 2000 queríamos un TLoZ más maduro, en la línea de OoT y Majora’s Mask. Pero Nintendo nos dio el delicioso WindWaker. Por ello la ovación del público fue mítica.

Y siguió cuando apareció el gran maestro de ceremonias: Miyamoto con una camiseta de 1UP moviendo de lado a lado la Espada Maestra con el escudo Hyliano. La sonrisa de su cara lo dijo todo. Era el momento de presentar y hacernos creer en la leyenda otra vez con Twilight Princess. Un juego que lo que no sabíamos en aquel momento es que se convertiría en el canto del cisne para GameCube y el baluarte para los jugadores hardcore en el lanzamiento de Wii. Todo ello hizo de esta conferencia mi favorita de todas las de Nintendo, puso toda la carne en el asador y le quedo sabrosa como ella sabe.