Por fin EA Sports se ha portado bien con los usuarios y el 29 de mayo llegara la actualización con el Mundial de Rusia a Fifa 18 de manera gratuita. Sí, lo que había sido una constante hasta el momento, volvernos a hacer pasar por caja para un contenido que aprovecha un tirón mediático, se ha desechado en favor de algo más justo para todos los jugones. Y es que, si es básicamente añadir alineaciones y estadios aprovechado todo el resto de juego, ¿por qué hacernos soltar más dinero? Así que gracias EA Sports, que cuando lo haces bien hay que reconocerlo.

Todo empezó en 1998 cuando EA Sports lanzó el primer juego independiente con la licencia del Mundial de fútbol: World Cup ’98. Creo que al primer juego de fútbol que jugué en 3D. Básicamente era una edición mejorada de FIFA ’98: Road to World Cup ’98. Vale que era un juego corto en cierta manera pero, en aquel momento, poder recrear partidos míticos de la Historia y que en N64 era una maravilla técnica pues podía obviarse este tema. E inolvidable como empezaba el juego con Song 2 de Blur.

Francia abrió la veda. Y así cada cuatro años tendríamos nuestra ración del Mundial repitiendo la formula de coger el FIFA previo y dándole contenido propio, con mejor o peor resultado:

  • 2002 FIFA World Cup. Utilizó una mezcla entre FIFA ’02 y ’03 y estrenaba las consolas de nueva generación GameCube y Xbox (PS1 y PS2 ya habían tenido sus buenas raciones de FIFA). Seguía siendo un buen juego con nuevos modos de juegos y toda la emoción del Mundial de Corea/Japón.
  • 2006 FIFA World Cup. Lo tuvimos para todas las plataformas del momento y mejoraba lo visto en FIFA ’06 aunque muy poquito. Lo mejor, las 127 selecciones nacionales para elegir y el modo de juego “Historias de la clasificación”.
  • 2010 FIFA World Cup South Africa. Sí que mostraba una gran mejora sobre FIFA ’10, pues la saga tenía ya síntomas de estancamiento aunque para muchos era el rey de los simuladores. Pero las novedades no eran suficientes como para justificar un juego nuevo pues en esencia era lo mismo. Pero hablamos de hace 8 años y los DLC no eran tal y como los conocemos hoy. Como curiosidad deciros que se reeditó en una edición especial para celebrar la victoria de España.
  • 2014 FIFA World Cup Brazil. Y aquí el patinazo, pues este juego si que no justificaba su compra si teníamos ya FIFA ’14… o alguno de los anteriores. Era coger lo que tenían, sumarle algunas cosillas y sin rechistar a pasar por caja. Un juego con retoques vendido como nuevo. Así no EA Sports, así no.

Y así llegamos al Mundial que se celebrará en unas semanas en Rusia. Sinceramente me sorprende que EA Sports no intente sacar tajada de todo esto pero lo celebro. FIFA ’18 no ha sido la revolución que muchos esperaban, sigue anclado en dinámicas del pasado y es difícil impresionar con una saga que no puede reinventarse año tras año como otras. Pero aún es un buen juego y la versión de Switch está siendo toda una sorpresa, tal vez porque no la podemos llevar a todas partes.