Estamos a menos de una semana del que promete ser uno de los mejores E3 de la Historia o un tremendo epic fail en nuestras almas de jugones. Y que mejor que esto para recordar algunos grandes momentos de esta feria del ocio electrónico, esos que se nos quedaron guardados para bien o para mal. Y ¿qué os parece si empezamos por el origen? Sí, por el E3 de 1995 que nos dejó un gran momentazo: cuando un número hizo un tocado y hundido a Sega.

Resumamos: las 16 bits estaban en su canto del cisne, grandes nuevas consolas estaban a punto de llegar y las posibilidades eran infinitas. Nintendo nos soltó que Ultra 64 sería su nueva consola, Atari Jaguar nos intentaba convencer con su lector de CD y por ahí estaba 3DO (consola del fundador de Electronic Arts) con su concepto de arquitectura abierta. Pero había dos niñas bonitas que todos queríamos ver en su puesta de largo: Sega Saturn y Sony Playstation. Auténticas consolas 3D que traían una gran experiencia en recreativas una y muchas promesas sobre la mesa la otra.

Y aquí llega lo que se suponía que iba a ser el momentazo del E3: Sega había anunciado el lanzamiento de Saturn para septiembre pero en su conferencia (recordemos que estamos en mayo de 1995) salta que la consola ya está disponible en una serie de tiendas a 399$. ¡Zas! Lanzamiento sorpresa y movimiento ¿maestro? por parte de Sega que dejaba sin margen de maniobra a Sony y su primera consola. Imaginad a los jugones corriendo a las tiendas a hacerse con una flamante Saturn que no esperaban hasta dentro de cuatro meses. Lo que quería la casa de Sonic lo consiguió: toda la atención… por un rato, y ahora veréis por qué.

Parece que era algo arriesgado pero efectivo, ¿qué podía hacer Sony para ganarse al público con su consola que no iba a salir hasta dentro de unos meses?, ya habría miles de Saturn en las casas. Pues aquí uno de los movimientos que se estudian en las escuelas de marketing. Llega el presidente de Sony América, se sube al estrado y dice: “299” soltando el micrófono. El público explotó en aplausos como en el gol de Iniesta que nos dio el Mundial 2010. Jaque mate a Sega. Su nueva consola estaba ya en las tiendas pero la de Sony sería más barata y el tiempo extra hizo que tuviera mejor catálogo de lanzamiento. El resto de la historia ya lo conocéis.

Es increíble como un número pudo hundir a su competidora que unos minutos antes había estado en lo más alto. Yo tenía 12 años por entonces (estaba en la EGB…) y recuerdo como todos los medios hablaron de ello. Sega se había lanzado un farol y Sony tenía un as bajo la manga. El E3 empezaba por todo lo grande.

Pero dejadme que os cuente como 18 años después se repitió la historia y es que en el 2013 era la presentación en sociedad de XONE y PS4. La conferencia de Microsoft, no exenta de polémica por su nueva política de juego, nos dejaba el precio de la nueva consola: 499$. Pues a las pocas horas llega Sony con su PS4 y planta en pantalla: “399$. ¡Zas, lo volvieron a hacer! Otra vez dejaron a su rival en ropa interior y se llevaron todos los titulares. Sony no se anda con chiquitas y ya sabéis lo que dicen: que no hay dos sin tres…