Ya tenemos disponible en nuestra sShop una demo del último juego del Pokémon más adorable: Detective Pikachu para N3DS. Cierto es que es un juego que se lanzó en digital en Japón en 2016 y constaba de tres capítulos; pero en la versión que nos llega vamos a encontrarnos mucho más contenido que lo amplía hasta los nueve. Pikachu (que no es el mismo que acompaña a Ash) ahora es un detective con voz de cazallero y adicto al café, un cambio radical pero que parece que ha conseguido encajar bastante bien. Descargar la demo y juzgad vosotros mismos.

Pero este no es el primer juego en el que el Pokémon número 25 ha sido el protagonista. Acompañadnos a un repaso por sus juegos, en los que él ha sido la estrella, con mayor o menor brillo, pero, igualmente, no todos pueden decir que tienen más de un juego que lleve su nombre.

Y es que, como os contamos hace unos cuantos post (parte 1 y parte 2), la primera aparición estelar de Pikachu como protagonista absoluto fue Hey you, Pikachu! (N64, 1998). Un juego muy innovador en su momento pues a través de un micrófono podíamos interactuar con el Pokémon. A través de frases sencillas debemos ganarnos su confianza para jugar o completar una serie de sencillas misiones. Una rareza que no llegó a territorio europeo debido a las dificultades del momento por adaptar a los diferentes idiomas el reconocimiento de voz.

Recordemos que en 1996 comenzó el fenómeno con el lanzamiento de Pokémon Rojo & Verde en Japón. Dos años más tarde tendríamos una cuarta versión de este juego con Pokémon amarillo que seguía la trama del anime. La portada era para Pikachu, pues era el único Pokemon inicial, y su sprite nos seguía en toda la aventura. Aprovechó el tirón de la serie y catapultó a los monstruos de bolsillo a uno de los mejores juegos de GameBoy de la Historia.

En 2003 y para GameCube nos llegó lo que podríamos llamar el sucesor espiritual de Hey you, Pikachu!: Pokémon Channel. El argumento era sencillo a más no poder y orientado a los más pequeños de la casa: el profesor Oak nos regala un televisor y un Pikachu salvaje llega a nuestra casa atraído por la programación. Ahí es cuando empezaremos a interactuar con él y los programas en primera persona. Lo más interesante del juego era la película de los hermanos Pichu, que si la veíamos entera podíamos obtener una jugosa recompensa: nos daban al Pokémon singular Jirachi para Rubí & Zafiro. Era la única forma junto con el disco de bonus de Pokémon Colosseum (GameCube, 2003). Un extra por el que muchos se harían con el juego y es que así se conseguían las cosas antes de existir los DLC.

Y llegamos a la generación de Wii y el juego donde el ratón eléctrico es protagonista, Pokepark Wii: Pikachu’s Adventure (2009). Aquí tomamos el control de Pikachu que deberá pasar una serie de retos encargados por Mew. Otro juego de corte sencillo que aprovechaba las capacidades de la consola y que a unos encanta y otros lo aborrecen.

Juntar a Pikachu con las mecánicas de las mascotas virtuales era algo que iba a suceder tarde o temprano. Pero esto no fue en una consola Nintendo sino que el Pokémon tenía su propio dispositivo. En un formato que nos recuerda al Tamagotchi de Bandai, Nintendo nos ofrecía un podómetro en el que los pasos se convertían en alimento para Pikachu. Como novedad estuvo bastante entretenido y hoy ya es objeto de coleccionista. La versión 2 del dispositivo cambiaba la pantalla LCD en blanco y negro por una a color, añadía un mini juego mas y perdía el amarillo de la carcasa. Una buena idea para que los niños saliésemos a la calle a andar para alimentar al Pokémon. Aunque al final termináramos engañando al cacharro moviéndolo mientras estábamos en el sofá.

Y como toda gran estrella de Nintendo ha tenido sus propias ediciones de consolas, desde N64 a la última New 2DS XL. Siempre he tenido ganas de tener alguna de ellas porque me parecen bastante resultonas. ¿Alguien más está pensando en unos Joy-Con edición especial Pikachu? Os dejamos con una galería con estas consolas, porque hablar de ellas nos daría para otro post.