Nintendo era la encargada de cerrar el E3 2018. Una conferencia que muchos esperábamos con nervios porque los de Kioto moverían ficha y nos mostrarían las nuevas entregas de sus incombustibles franquicias. Y sí, todos los personajes de éstas han estado pero en un solo juego:  Super Smash Bros. Ultimate. Era la presentación del último juego de la popular saga de lucha de Nintendo pero es que se han excedido un poco en su presentación. Entendednos, queríamos saber todo sobre él pero es que no han dado apenas notoriedad al resto de juegos. Y es que ha ocupado 25 minutos de los escasos 40 que ha durado el Nintendo Direct.

Ha sido como el plato fuerte y como tal nos han presentado la edición definitiva del juego: todos los personajes de entregas anteriores (Pichu, Wolf, Solid Snake, Cloud…) y algunos nuevos como Ridley o Daisy, mejoras en los escenarios, nuevos golpes, compatibilidad con todos los Amiibo y el controller de GameCube… Sí, hará las delicias de todos y no tendremos que esperar mucho pues en diciembre lo tendremos entre nosotros. Nintendo lo trata como una nueva entrega pero nos da la impresión de que es una evolución del anterior juego de Wii U. En los próximos días sabremos más.

Super Smash Bros. Ultimate ocupó la segunda parte del Direct. La primera si que fue una presentación de juegos que llegarían a la consola, algunos inmediatamente después. Daemon X Machina fue el encargado de abrir el video, un juego de mechas voladores que llegará en 2019. Pinta bien aunque ya sabéis que este género triunfa más en Japón más que en el resto del mundo. La nueva expansión de Xenoblade Chronicles 2, Torna – The Golden Country, nos contará una nueva historia con los personajes del juego y que llegará en septiembre. Y, al menos en Japón, en formato físico.

Y tras ello llegó una sorpresa, aunque todos lo esperábamos por el éxito de la consola: Super Mario Party. Nos mostraron como podremos jugar con varias consolas y la verdad es que es alucinante como se comunican entre ellas. El momento de juntarlas y hacer la partida multipantalla nos ha alucinado. Vemos muchas posibilidades en este juego, además de poder jugar con el Joy-Con. El nuevo rey de las fiestas.

Fire Emblem: Tree House supone el desembarco de la saga de rol táctico en una sobremesa de Nintendo tras mucho tiempo (desde el 2007 con FE: Radiant Dawn para Wii). El juego luce alucinante y es un punto lo de llevarse la partida a todos sitios. Eso si, hasta el año que viene tendréis que calmaros jugando con alguna de las entregas de N3DS.

Y dos juegos que ya podemos descargar en la eShop: Fortnite y Hollow Knight. Del primero no hay mucho que decir que no sepáis, un auténtico éxito en otras plataformas y que será un vicio para muchos, yo el primero. El segundo es el éxito indie  de plataformas en 2D y rollo metroidvania. Y a continuación algo de Pokemon Let´s Go que nos hizo desearlo con más ganas pero nos supo a poco: en cada Pokeball Plus vendrá… sí, el Pokémon 151 Mew. Una buena razón para hacerse con ella. A mí me la han vendido ya.

Y una batería de juegos nos fue mostrada sin tiempo para respirar: The World Ends with You: Final Remix que llega en otoño, una nueva demo para Octopath Traveller el 14 de junio, el arcade Killer Queen Black, Overcooked 2 y… el DB más aclamado en los últimos años, Dragon Ball FighterZ. Poca notoriedad le dieron pero es una muy buena noticia para los que nos gusta el género.

Y esto fue todo, nada de Metroid 4 (según Nintendo porque ellos sólo muestran proyectos a corto plazo), nada de Pikmin 4, nada del rumoreado Star Fox GP, nada de Bayonetta 3, nada por lo que sea recordado este E3 de Nintendo. Un Direct que nos ha sabido a poco por el evento en el que era emitido y que suponemos que es porque Nintendo no quiere compartir el protagonismo. Confiemos en el próximo, mientras tanto echemos unas partidas portátiles al fenómeno Fortnite.